PANGEA, TERRITORIO DE TODOS

Los continentes se acercaron y formaron un gran bloque conocido hoy como Pangea.
El clima húmedo y cálido favoreció el desarrollo de los hongos y de varios grupos de plantas como los helechos, coníferas y líquenes.
Con el paso del tiempo, Pangea se dividió nuevamente en dos grandes continentes, Laurasia y Gondwana. Aumentó el tamaño del océano Atlántico, y el Pacífico empezó a formarse.
El clima se fue tornando más cálido y el ambiente era favorable para la evolución de nuevas especies.